Buscar
  • Fisiosan

8 AÑOS DE FISIOTERAPIA...




Octubre es el mes de nuestro aniversario. Allá por el 2012 iniciamos este proyecto con toda la ilusión del mundo, y no nos cansamos de decirlo, la misma ilusión con la que abrimos la puerta cada día. La ilusión por querer hacer las cosas bien, por ofrecer todo eso que está de nuestra mano y más, la ilusión que nos ha empujado hasta aquí, y que hoy, 8 años después sigue intacta.

La fisioterapia sigue en constante evolución, no sólo en cuanto a técnicas en sí, sino en cuanto a campos de trabajo. Hace unos años la opinión generalizada de la población era la de acudir al fisioterapeuta por un problema de columna, un dolor de rodilla, dolencias musculares, esguinces y poco más…sin embargo, nuestro crecimiento en determinados campos de trabajo nos ha ayudado a cambiar la perspectiva de la mayoría, y hoy en día ya no es raro acudir al fisioterapeuta por migrañas de repetición, disfunciones viscerales o bruxismo por poner solo unos ejemplos.

Asistencial de fisioterapia para Crossfit Lanzarote, La Geria, año 2013.



Y es precisamente en estos campos de trabajo, donde la fisioterapia de la cercanía al paciente adquiere especial valor. No solo es tener un trato cercano, hablamos de una fisioterapia más humanizada, una fisioterapia que no se enfrenta a un síntoma concreto, sino a una persona, y con ella, una globalidad de factores que pueden estar condicionando su dolor, factores como la alimentación, el descanso, la actividad física, o factores emocionales y psicosociales. Cuando pasas años trabajando con pacientes que ponen en ti toda su fé hacia la curación, te vas dando cuenta de que todos estos factores son cruciales en el resultado final, y junto a ellos, la confianza que depositan en nosotros, ese vínculo que se va creando con el paso de las sesiones fruto de la cercanía, de compartir situaciones de dolor y mil y una batallas que le van dando forma a un escenario terapeútico, y donde la mayoría de las veces todos ganamos, los pacientes en salud, y nosotros en todas esas experiencias de vida compartidas de valor incalculable, eso, también es fisioterapia.

Y es precisamente éste, el camino que hemos seguido a lo largo de estos 8 años, siempre con cercanía y humildad, y siempre teniendo en cuenta que estamos ante una persona y no ante un síntoma. Y así queremos seguir…

Asistencial de Fisioterapia para el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias, La Graciosa, año 2014.



Podríamos escribir páginas de agradecimiento para todos aquellos que de una forma u otra, nos han ayudado a seguir creciendo casi sin darnos cuenta. Nuestro principal aval siguen siendo todas esas personas que confían en nosotros cada día, toda esa gente que nos recomienda, y por qué no decirlo, también todos esos pacientes con los que las cosas no han ido como quisiéramos, porque probablemente sean éstos los casos que más nos han hecho crecer. Al final, como en la vida misma, las dificultades en el camino te empujan a superarte.

Como muchos ya saben, el 2018 nos golpeó de forma inesperada, la pérdida de nuestra compañera Esther ha sido sin duda el momento más duro por el que hemos pasado a lo largo de estos ocho años. Cuando ocurren este tipo de tragedias, al final la vida te da fuerzas para seguir, aceptar y seguir con la misma ilusión que ella nos transmitía cada día. Y de alguna forma, nos sigue empujando, porque la sentimos muy cerca, nosotros, su familia, sus amigos y toda esa gente que tuvo la oportunidad de conocerla, porque Esther dejó una huella en toda su gente, su huella, su luz. Estaremos por siempre agradecidos por todo lo que aportó a Fisiosan y a nosotros mismos como personas. Ella estará feliz de seguir viéndonos con la misma ilusión en este proyecto.


Navidad de 2015, con Esther en las antiguas instalaciones.

Y aquí estamos, en el 2020, en plena pandemia, una situación social que a todos nos ha afectado de alguna manera. Mas allá de los meses de confinamiento, en los que tuvimos que cerrar nuestras puertas durante casi dos meses por seguridad de todos, esta nueva realidad que nos toca afrontar, apela a la responsabilidad individual más que nunca, el tomar todas las medidas de precaución posibles, por uno mismo, y por los demás, ese es el único camino que nos queda para volver a la normalidad lo antes posible. Así con todo, en nuestro centro las cosas empiezan a rodar otra vez, la población ha ganado en confianza, y acudir a un centro de fisioterapia, mientras se pongan todas las medidas de prevención posibles, es seguro.

Con nueva realidad o sin ella, gracias a todos por estos ocho años de crecimiento personal y profesional. No alcanzamos a encontrar las palabras que expresen todo nuestro agradecimiento por llegar hasta aquí. No sabemos hasta cuando Fisiosan, pero si sabemos que vamos a seguir poniendo todo nuestro corazón, toda nuestra ilusión, y todo nuestro esfuerzo en intentar solucionar cada caso que se nos presente en consulta, y lo seguiremos haciendo desde la cercanía, la comprensión, y desde una fisioterapia humanizada.


Foto plantilla Fisiosan 2020

52 vistas

© 2020 de Fisiosan. Diseño Jeziel Martín

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Twitter