Buscar
  • Fisiosan

DOLOR Y MALAS POSTURAS



Es frecuente encontrar pacientes que asocian su dolor a "malas posturas", sobre todo, aquellos trabajadores de oficina que pasan ocho horas diarias sentados frente a una pantalla. Todos nosotros en algún momento hemos escuchado expresiones como "siéntate bien" o "ponte recto", expresiones que, asociadas a un dolor de larga duración, podrían aumentar nuestro estado de alarma e hipervigilancia del dolor.


En realidad, no existe una postura universal correcta para todos, el cuerpo humano es un conjunto de estructuras que con el paso del tiempo van adquiriendo mayor o menor tensión en función de factores fisiológicos, estructurales, viscerales, emocionales y como no, también posturales entre otros. Así, lo que para una persona puede resultar una postura eficaz en cuanto a seguridad, estabilidad y funcionalidad con el menor gasto energético posible, lo que se traduce en comodidad, para otra podría no serlo.


Ninguna posición es perfecta, no somos seres simétricos. Además, nuestros tejidos tienen gran capacidad de adaptabilidad a los cambios. En muchas ocasiones, lo que desencadena la percepción de dolor no es nuestra postura en sí, sino el matenimiento de una determinada posición durante periodos largos de tiempo, es decir, la falta de movimiento. El ser humano está diseñado para moverse, y el sedentarismo es uno de nuestros grandes enemigos. Por esta razón, cada vez están cogiendo mas fuerza, programas de ejercicio físico a intervalos en aquellos trabajos que requieran muchas horas en sedestación.


Con todo esto, una vez mas debemos concluír que el dolor es multifactorial, y que no solo una mala postura puede estar detrás de nuestra percepción, factores como la práctica de ejercicio físico, una correcta alimentación, el descanso y una correcta gestión del estrés, también están detrás de nuestro dolor. Por supuesto, un aspecto a tener en cuenta, es una correcta higiene postural, siempre de forma individualizada en función de las necesidades de cada uno.


Así que una mala postura mantenida en el tiempo, puede ser una causa en la aparición del dolor, pero evidentemente, tal y como hemos visto, no sería la única.

108 vistas

© 2020 de Fisiosan. Diseño Jeziel Martín

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Twitter